Tamaño letra:
Archivos adjuntos :

EN NOMBRE DE LOS NINIOS TRABAJADORES Y SU INTERES SUPERIOR.doc (Archivo de Word 130 KB)


De: Ifejant Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Estimados amigos y amigas,

 

Por medio del presente hacemos extensiva la Hoja de Análisis y Reflexión Nº 3: Interés Superior del Niño.

 

Cordialmente,

 

Área de Comunicaciones

IFEJANT

 

 

Si no puede visualizar bien este mensaje, entre a http://www.ifejants.org/analisisyreflexion

 

¿EN NOMBRE DE LOS NIÑOS TRABAJADORES Y SU INTERÉS SUPERIOR?

Tanto la Marcha Global  como el auto nominado Movimiento Mundial tienen como común denominador erigirse Contra del Trabajo Infantil y se han irrogado el representar la voz de los NNATs.

 

Ambos asumen y expresan una misma visión  sobre estas criaturas, considerándolas como incapaces de pensar por sí mismas, de no ser conscientes de lo que viven a diario, de organizarse y demandar respeto a sus derechos. Las consideran como objeto de protección, de beneficencia, de salvación.

Ambas parten de identificarse como “contra” y por ende sin mayor perspectiva de futuro positivo. Y es que su enfoque es más bien positivista. Lo que posiblemente explica su objetivo fracaso en relación a las metas que se han propuesto desde 1985 la Marcha Global y desde 1997 el Movimiento Mundial, por más forzado enlace histórico que haga desde los inicios del siglo XIX.

 

Muy por el contrario, se han encargado abiertamente de hacer que las mismas organizaciones sindicales se alineen en su contra, en nuestro caso, habiendo sido muchos de los sindicalistas trabajadores desde muy niños, tanto en el campo como en la ciudad. De lo que se trataría entonces, con esta campaña, es de hacer un cargamontón contra  NNA que son luchadores a diario contra la pobreza y la injusticia y el abuso sistemático que padecen sus familias sin reconocerles significación alguna. Los condenan a ser parte de los inútiles al mundo, los insignificantes.

 

Incluso, la Marcha Global no tuvo mejor idea que la de provocar y poner a niños contra niños (ver documento para la reunión de Mayo de La Haya, ps.76-80). Cabe preguntarse si no estamos ante una ficción moralista de búsqueda de inclusión, pero en su condición de excluidos. Y es que ambos movimientos son parte de la dominación  hegemónica, funcionales a los grandes intereses del capital, inevitablemente con un discurso de doble moral. No sólo no hay reconocimiento social alguno a los NNATs, sino ni una palabra por la redistribución de la riqueza a nivel mundial, pues los llamados a la lucha contra la pobreza no pasan de ser eso, llamados.

Las dos evaluaciones del actuar del IPEC en  nuestra Región 1996 y 2006, dan testimonio de las serias dudas sobre cómo han sido hechas, pues los avances parecen irrefutables para las tribunas aunque en concreto no guardan proporción los logros y la inversión desplegada.

 

El documento “Movimiento Mundial contra el Trabajo Infantil” de 138 páginas y a discutirse en la Reunión de La Haya próximamente, afirma reiteradamente que es en nombre de los niños trabajadores y sus familias e incluso del interés superior que dicho movimiento se propone eliminar las peores formas de trabajo infantil para el 2016.